Descodificación de la obesidad y sobrepeso

¿Sabías que nuestro cerebro arcaico no puede conjugar el verbo “adelgazar”?

Sencillamente porque no es biológico, y nunca lo será: el adelgazamiento va en contra de la supervivencia. Para nuestra biología, el adelgazamiento es un síntoma de enfermedad. Observa que, en la naturaleza, no existe la obesidad, ni tampoco hay animales que adelgazan, salvo si están enfermos.

 

Pero ahora podemos indicarle a nuestro cerebro qué es exactamente lo que nos conviene tragar, digerir y asimilar, eliminando la culpabilidad y las adicciones.

Cuando ganamos peso repentinamente, estamos en un estado de alerta, de peligro, aunque no lo sabemos, nuestro inconsciente percibe el peligro y se prepara para la supervivencia, reteniendo los líquidos que puede necesitar para no morir en unos pocos días. Si este estado de peligro en la supervivencia se prolonga, entonces comienza a convertir los alimentos en grasa, que necesitará como combustible, llegado el caso de peligro mortal por inanición.

 

Es muy importante saber cuántos kilos “crees que te sobran”, porque quizás estés incorporando una pérdida, un duelo bloqueado, un aborto, un drama familiar heredado. Este fenómeno se denomina incorporación emocional

Nuestro inconsciente es muy inocente, puede pensar que estás a punto de perderlo todo y morir, cuando simplemente estás viviendo una etapa de “vacas flacas” que puedes mejorar en poco tiempo.

 

Este es el sentido biológico del sobrepeso: “proteger tu vida” pero ¿realmente estás en peligro? ¿Tienes problemas de alimentación o con tu peso? está claro que hay algo que está bloqueando tus acciones dirigidas a perder peso, porque perder va en contra de la supervivencia.

Hay otra visión, otra manera de hacer las cosas, sin esfuerzos, ni dietas.
La mejor medicina es la coherencia entre pensamiento, sentimiento y acción.

 

Paz del Real

Especialista en Bioneuroemoción y Psicosomática Clínica

Mentor Coach Programa BioSobrepeso