¿Sábes como gestionar tus emociones?

Déjame hacerte unas preguntas muy simples sobre cómo gestionar tus emociones:

  • ¿Te sientes frustrada de repetir una y otra vez el mismo tipo de relación/situación?
  • ¿Sientes que mereces algo mejor pero te conformas con lo que “la vida” te da?
  • ¿Tienes la sensación de que estas en un bucle mental y no avanzas?
  • ¿Te pasa que no sabes de donde surge tu des-ánimo, tus bloqueos y tus creencias limitantes?
  • ¿Te cuesta decir “no” a los demás, te auto-saboteas y te surgen imprevistos que tienes que atender?

Si estás en cualquiera de estas situaciones, te comprendo muy bien. Yo pasé por lo mismo, hasta que aprendí a poner la atención en lo que estaba sintiendo ante cada experiencia que vivía.

Ese fue el paso más importante, el siguiente paso importante fue aceptar el vacío y la incertidumbre. Así logré transmutar y romper el patrón de repetición, al entender la información que contenía cada emoción que se activaba en mí ante diferentes situaciones.

No hay emoción buena o mala, sólo hay energía manifestándose en un sentir

Gestionar tus emociones es vital y necesario sí estas comprometida en cambiar patrones limitantes, hábitos, empoderarte o reinventarte.

Las emociones son energía de vida experimentándose!

Es importante que sepas que las emociones que sientes hablan de tus creencias, de los pensamientos que tienes de ti. No hablan de la otra persona, del conflicto o situación que está aconteciendo.

Es muy fácil, identificarte con todo lo que no funciona, ponerte etiquetas y definirte, no valorándote y no respetándote. Esto forma parte de tu sistema de pensamientos, basado en tu historia familiar, creencias, patrones, lealtades, memorias neonatales e infantiles.

Intenta recordar: ¿ qué te decían de niña o adolescente tu familia cuando te sentías triste, decepcionada o sentías miedo?

Seguramente no te enseñaron a atender la emoción, más bien le quitarían importancia a lo que estabas sintiendo, (a ellos tampoco le enseñaron).

La felicidad es un estado de conciencia

Cuando comienzas a gestionas tus emociones, te das cuenta que tu realidad ha sido creada por decisiones que tomaste de forma consciente o inconsciente. Basada en creencias y patrones, la mayoría no verificados por tí, pero sí aceptados por venir de tus padres o familia.

Saber qué te lleva a hablarte como lo haces cuando te sientes vulnerable o cómo es la forma en la que te cuidas cuando estás agotada o enfadada, te da información de tus patrones.

Conocerte desde la esencia te lleva a un proceso creativo y estimulante. Te inspira para maximizar tu potencial personal y profesional.

El autoconocimiento es un trabajo de consciencia a nivel de causa y no de efecto. Es un camino a la conexión interna.

Cuando conoces tus valores, empiezas a vivir en coherencia con esos valores, lo que a su vez te lleva a transformarte, a conocerte a nivel más profundo y ser tu propio maestro.

La Integración Emocional es mi filosofía de vida, una actitud y una forma de enfocar las dificultades y los éxitos, desde la coherencia y la inteligencia emocional.

La vida puede ser tan hermosa como tú quieras que sea, porque la felicidad es un estado de conciencia y no una meta.  Es una causa y no un efecto. Si te pregunto ahora, cuál es la finalidad en tu vida ¿qué me dirías?
La mía, ser feliz, estar en paz y disfrutar.

Helena Ortiz Bernal