Vivir en lo nuevo, propósitos para el nuevo año

Vivir en lo nuevo

Estamos en un momento muy especial, sentimos mucha energía de cambio, el año va acabando, tenemos muchos proyectos y propósitos para el nuevo año.

Algo dentro de nosotras se mueve pidiendo que hagamos cosas diferentes. Seguro que tú también lo sientes.

Ya no queremos seguir escondiendo todo bajo la alfombra y mirar hacia otro lado.

En este tiempo que vivimos todo está moviéndose y saliendo del inconsciente al consciente, justamente para ser atendido.

Sabemos, por experiencia, que seguir en automático nos desgasta y drena. Deseamos vivir desde lo genuino, lo auténtico.

El momento ahora es perfecto para preguntarte ¿quién soy y que estoy proyectando?

Observa como tú eres causa, tu vida es el efecto. Hay disparadores que, ante un estímulo, se activan, saliendo a la superficie un patrón que nos incomoda o desconcierta, pero ahí está para ser atendido.

No ver las emociones y no atenderlas no hace que desaparezcan. Al contrario, ganan fuerza y terminan por enfermarnos.

Nuestra responsabilidad para vivir una vida con significado es buscar el origen y tener la liberación emocional que tanto anhelamos. Pero como no queremos o no sabemos atenderlas, ponemos juicio, y el juicio es una barrera entre lo que está ocurriendo y lo que estas sintiendo. El juicio nos separa de la causa que siempre está en nuestro interior y señalamos fuera por condicionamientos aprendidos, desconocimiento o por miedos.

Sentimos que hay cosas pasando por debajo de la superficie que nos afectan en el día a día y sobre todo en nuestra autoestima y relaciones.

¿Estas dispuesta a cuestionar tu verdad?

Tómate un momento y escribe tus auto-sabotajes: ¿en que te estas saboteando? Cómo serías si no te auto-sabotearas y confiaras en el valor que tienes?

Te sugiero que elijas un patrón y hagas este trabajo para ver tu discurso mental, que te aleja o separa de tu deseo.

¿Qué estarías dispuesta hacer para que tu deseo se cumpliera? Cuando escribes accedes a tu interior, es un espacio íntimo que ayuda a modificar la forma de pensar, a experimentar las cosas de otra manera, a potenciar tu creatividad e imaginación.

Ten esto presente, pon lo escrito a la vista porque, una vez que eres consciente de un patrón, ya no puedes ignorarlo. Luego, conéctate al sentir de eso que deseas, ya es una realidad en tu vida cotidiana.

Seguro que conoces bien esa sensación de certeza, de que hay cosas que están a punto de venir, llévate a ese lugar y desde ahí proyecta.

Nuestro cerebro es un receptor-emisor cuántico conectado a la mente infinita

Seguro que también conoces esa sensación de recibir un “flash” y sabes en tu fuero interno que eso es verdad. Es más grande de lo que sientes, pues ese es tu modo receptivo, también conocida como intuición.

Cosas grandes están por llegar para tí, a tu experiencia de vida. Si puedes sentirlo, desde el lugar donde eso ya es en ti real, puedes manifestarlo. Pero para que esto se dé, toca quitar todas las capas que hemos puesto entre lo que sentimos y lo que manifestamos.

No es lo mismo pensar en lo que quieres, que pensar desde lo que quieres. Eso hace la diferencia porque si no, en lugar de atraer lo que quieres, sólo atraes lo que ahora es verdad para tí.

Te animo a hacer este trabajo para cerrar un ciclo y vivir en lo nuevo.

Helena Ortiz Bernal